Tomate para todos

Wednesday, May 12, 2004


El olor de tu piel por la ma?ana cuando me susurras "...qué bien se está aquí contigo en la camita..."

La brisa del mar oyendo el silencio, viendo las estrellas, en una playa del sur, te acuerdas ?


Monday, May 10, 2004


La Pepa no sabe lo que es tener bolas. Creo que está creciendo a pasos de gigante y ya casi no se acuerda de los catarros de cuando era un ni?o.
Cuando a los ni?os nos dolía la garganta porque estábamos con catarro, se nos inflamaban los ganglios y decíamos que teníamos bolas.
Pues así estoy yo, tengo bolas. Me duele la garganta y estoy hecha un trapo. Creo que parte de la culpa la tiene este tiempo, que está loco, a ver, el sábado le hice una visita al sol en la terraza del Nuncio (qué ricos saben los Mojitos de Jesús al sol) y ayer con la calefacción puesta, cómo van a estar las cabezas y las gargantas...Pues mal.
Pero, pa compensar me he buscado un enfermero, que me cuida y me mima (eso si, el edredón siempre cuelga más de su lado, creo que ahí está el origen del catarro )


Tuesday, April 20, 2004


Me ha regalado un vestido verde. Un vestido verde que, en principio no me pega nada y no es mi estilo, pero que me encanta.

A mi hermano le encanta el vestido, y a mi novio también, aunque dice que se transparenta (lo que se van a comer los gusanos, que lo disfruten los humanos, digo yo)

Este vestido ha llegado con retraso, pero ya dicen que nunca es tarde si la dicha es buena, y en esta ocasión la dicha ha sido buena, ha sido muy buena, porque por fin he podido ver a mi angelito de la guarda. Me ha tenido muy preocupada mucho tiempo, de esos niveles de preocupación que te impiden actuar, porque no sabes qué hacer, si llamar, no llamar, preguntar, no preguntar, qué hacer ? Claro que los lutos, igual antes en los pueblos, que ahora en la ciudad cosmopolita, tienen su tiempo, y el tiempo de luto es inamovible. Pero todo pasa y esto está pasando.


Monday, April 05, 2004


Ya ha llegado la primavera, que la sangre altera... Por fin este fin de semana ha hecho buen tiempo, y hemos sacado los cuernos al sol, como los caracoles.
Ha hecho buen tiempo en todos los sentidos, y hasta la luna estaba llena, preciosa, Pepa, la has visto desde Sevilla ?
Pepa, te eché de menos el viernes, que tengo muchas ganas de abrazarte y darte un beso enoooooorme!
Ha sido un fin de semana muy intenso, a parte de los entierros y funerales, he conocido a los hijos de mi novio, así en plan comida familiar informal. Pero esto no es lo peor, lo más fuerte ha sido que me han propuesto matrimonio; si, mucha emoción, pero yo creo que no estoy preparada para estas cosas. Para vivir el resto de mi vida con la misma persona, y acostarme y levantarme con ella todos los dias del ańo... Que una cosa es vivir temporalmente juntos y otra cosa es pensar que ya eso es así para siempre. (Eso del para siempre, no me suena muy bien) A lo mejor no estoy del todo enamorada, a lo mejor no quiero cambiar mi vida, no tan pronto.


Thursday, April 01, 2004


Ejecutiva, chacha, madre y mujer amantisima. Todo a la vez no se puede ser, porque uno llega a un estado de tensión dificil de sobrellevar.

Te levantas con el dedo derecho a la cafetera, te pintas el ojo, te pones los tacones, a las 8:00 sale el autobus, como lo pierda, 20€ de taxis (es lo que tiene trabajar en La Moraleja, superosea)., aguantas pedorros, pesados, etc hasta las 18:00 que, por fin, te vas a Madrid: una hora de trayecto.

Empieza el segundo asalto : haz la compra: no hay fruta, pero además no puedes cocinar nada que influya en el colesterol o el azucar, es decir, que no puedes cocinar carne, ni arroz, ni pasta, ni embutido, ni pan... Y ahora qué pongo yo de cena ? Pues ensalada, para variar. Llego a casa, mi hermano-hijo lleva todo el día "hueveando", la cocina hasta arriba de platos y vasos, su habitación parece Londres. Pongo la lavadora, friego la cocina, ordeno el salón, ventilo la casa, preparo la cena. Entre tanto mi hermano-hijo me persigue por toda la casa, no para ayudar, sino para narrarme sus últimas ideas sobre cómo salvar el mundo (en el fondo también me gustaría vivir en su mundo de colores, que debe estar en otra galaxia) Hablo con él, le escucho, le intento ayudar (aunque creo que no lo consigo), ya está todo más o menos decente.
Ahora llega la tercera parte, llega mi novio-amante, cenaremos, bueno no está mal la crema (porque al final he hecho una crema) y la pińa está en su punto. Recojo la mesa, friego los platos, ordeno la cocina. Ya no puedo con mi alma, me meto en la ducha, agua calentita, cremita, qué gusto!
Por fin, a la cama, bueno, tengo un pulpo entre las sábanas, así que todavía me cada la última parte antes de poder plegar el ojo, esta parte es más reconfortante, pero a pesar de todo ˇQuiero dormir!
żEl pluriempleo no está penado en este país?. Pues por favor, que lo penen de verdad, que no puedo más.


Wednesday, March 31, 2004


Adoro los corsés, siempre me han gustado, me parecen una prenta de lo más femenino y muy favorecedor, a pesar de que nunca he tenido ninguno. Claro está no me refiero a los corsés tipo Scarlata O´Hara, sino a aquellos que parece, pero que no lo son, que para sufrir ya está la vida real.

En cuanto a la vida real, odio los corsés, aquí me pasa al contrario que con los otros que no me gustan en absoluto y, sin embargo, lo llevo puesto desde que nací. No los ves, apenas los notas, pero están ahí. Casi no sientes que están hasta que te oprimen tanto que no te dejan respirar, te empiezas a amoratar, a necesitar aire. Aire que nunca llega, y que cuando llega es siempre para empeorar la situación. Entonces es el momento de tirar de las cintas y quitarte el corsé, y decidir andar por el mundo sintiendo en tu piel las caricias del viento, del mar, de otra piel. Pero esto resulta casi imposible, en algunos casos es tan doloroso... Quizás no merezca la pena salir de él, quizás no merezca la pena experimentar todas esas sensaciones de desnudez, quizás, quizás... Nos hayamos vuelto demasiado cómodos y hayamos perdido ese punto de inconformismo que resulta tan excitante


Monday, March 22, 2004


- Muy buenas, quería un rascacio...
- Estos son de aquí, de esta mańana, mire qué vivitos están!
- Ya, pero yo quiero uno que esté muerto, que luego me da mucha pena cuando lo estoy limpiando y se remueve
- Pues entonces llévese este (uno más blanco que la leche, que está arrinconado en una esquina del mostrador)
- Pero hombre!! Ese pescado debe llevar ahí una semana. Yo quiero uno menos muerto, uno, muerto de hoy!
- ?!żˇ


Home